Reflexión sobre nuestra relación con lo divino con un elemento mágico de las culturas prehispánicas.

 

El Anima sola es una pieza que representa un alma en el purgatorio. Una escultura ejecutada en bronce y un espejo de obsidiana, hecho por Taller de Obsidiana. Su creador, es nada menos que Rodrigo “Dodi” Espinosa, un artista de origen mexicano, nacido en 1985, que ha cruzado fronteras para desarrollarse como artista en Barcelona y actualmente en Bélgica. 

Esta escultura colgante es una obra puramente existencialista, en ella vemos una mano pesada de metal que sin embargo flota y que toca el espejo en un acto de intentar entender su propia naturaleza, reflejando su forma y figura en el espejo negro -conocido como un elemento mágico en las culturas prehispánicas-

La posición de la mano recuerda a “La creación de Adán” de Miguel Ángel, postura que invita al espectador a reflexionar sobre nuestra relación con lo divino.

El artista reinterpreta la tradición católica romana, El Anima Sola o Lonely Soul es una imagen particularmente popular en las tradiciones mágicas de Latinoamérica, principalmente entre campesinos. Originalmente, la imagen representa a una mujer de pie en medio de las llamas, eternamente ardiendo pero nunca consumida, mira hacia arriba, sosteniendo sus manos encadenadas hacia el cielo.

¿Su alma está quemando en el fuego del infierno o su corazón quema con el fuego de amor?

“La Enciclopedia del Elemento de 5000 Hechizos” por Judika Illes