Nada es negro

El simbolismo del color que aplico Frida Kahlo en sus obras.

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón nació el 6 de julio de 1907 en la Ciudad de México.

A los seis años Frida enfermó de poliomielitis, causándole que su pierna derecha quedara más corta; esto fue motivo de burlas. Sin embargo, estos sucesos no le impidieron ser una estudiante inquieta y tenaz. Realizó sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria.

A los 18 años, el 17 de septiembre de 1925, Frida tuvo un trágico accidente. El autobús en el que viajaba fue arrollado por un tranvía. Las consecuencias para ella fueron graves: fractura de varios huesos y lesiones en la espina dorsal. Debido a la inmovilidad a la que se vio sometida varios meses, Frida comenzó a pintar. Así, se relaciona con varios artistas, entre ellos la fotógrafa Tina Modotti y el entonces ya reconocido artista Diego Rivera.

Frida afirmaba que, al contrario de los pintores surrealistas, ella no pintaba sus sueños, sino su realidad. De su obra destacan los autorretratos influidos por la técnica del retrato fotográfico que aprendió de su padre, Guillermo Kahlo.

El simbolismo del color que aplico en cada una de sus obras, ampliamente tratando en la Cábala, la lleva quizá a hacer una relación propia de contenido simbólico que consigna en su diario años mas tarde.


 

En si diario ilustrado publicado en su totalidad, refleja los últimos diez años de su vida turbulenta. Permaneció bajo llave durante aproximadamente cuarenta años que hoy en día nos sorprende por lo íntimo y apasionado de esta artista Mexicana.

 

Fuentes:

Biografía de Frida Kahlo Por: Hilda Trujillo / El pincel de la angustia Por: Martha Zamora / Extracto del diario de Frida Kahlo.

 

By | 2018-11-05T23:05:33+00:00 marzo 31st, 2018|Cultura|0 Comments

Leave A Comment